Se realizó el Taller (In)Justicias Territoriales en Córdoba

Como continuación del IV Seminario Mujeres y Ciudades (In) Justicias Territoriales y de sus encuentros previos en distintos puntos del país, durante los meses de octubre y noviembre se realizan talleres en Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Chubut, recuperando y trabajando los temas tratados.



El Seminario-Taller Mujeres y Ciudades: (In)Justicias Territoriales se concibe como un espacio de encuentro, debate y construcción en clave feminista. En él se aborda el derecho de las mujeres a las ciudades y a los territorios, y la planificación urbana desde el género, a partir las experiencias territoriales de resistencia de organizaciones sociales y de mujeres en nuestro país y en la región. Este año, en su cuarta edición, teniendo en cuenta el contexto epidemiológico, se realizaron pre-encuentros virtuales con sedes en diferentes provincias argentinas. Luego, los días 19, 20 y 26 de agosto se llevó a cabo el IV Seminario virtual con sede en Córdoba.


Para recuperar lo trabajado en estos encuentros virtuales, cada uno de los territorios organizó talleres para reconocer sus demandas y necesidades, como así también los recursos y herramientas de las que disponemos para que nuestras ciudades y territorios sean más amigables y habitables para todes.


El Taller Córdoba se llevó a cabo con modalidad presencial el sábado 30 de octubre. Participaron de la convocatoria representantes e integrantes de diferentes organizaciones sociales y comunitarias, entre ellas: Mujeres Unidas por los Barrios, Espacio Centralizado de Mujeres por el Hábitat Popular- Serviproh, SeAP Servicio a la Acción Popular, Colectivo Agenda por los derechos de las Mujeres a la Ciudad, Cooperativa Güemes, Promotoras de Barrio San Ignacio y CISCSA Ciudades Feministas, que estuvo a cargo de la organización del evento.


En esta jornada se trabajó bajo la dinámica de grupos, en donde las participantes recuperaron frases dichas durante el Seminario y los encuentros previos para descubrir aquello que resonaba o con lo que se identificaban. Posteriormente, los grupos pusieron en común sus comentarios, que fueron plasmados en un registro gráfico / collage, realizado por las participantes.

A lo largo del taller se trabajó sobre las Injusticias territoriales que las mujeres y disidencias vivimos en nuestros cuerpos, casas, barrios y ciudades. Los lugares que habitamos, que deberían ser nuestros espacios seguros, muchas veces nos condicionan, son escenarios de violencias, de invisibilización o de estigmatización.


Los trabajos de cuidados que realizan las mujeres tanto en las casas como en los barrios, no son reconocidos. Las mujeres dedican gran cantidad de horas diarias a cubrir las necesidades que deberían ser atendidas por el Estado. La sobreexigencia termina olvidando la necesidad del tiempo propio, de nuestro propio cuidado y de atención a nuestros deseos.


En el último año, la pandemia de COVID-19 agudizó esta situación. Las necesidades básicas se acrecentaron y los recursos escasearon aún más. Esto afectó nuestra salud física y mental, pero también nos ayudó a formar nuevos lazos comunitarios y a reinventarnos en nuestras resistencias. Se evidenció la necesidad de volver a lo colectivo, y del cumplimiento de las leyes y presencia del Estado en nuestros barrios y ciudades. Sin la efectivización de las normas, sin la articulación entre el Estado, las organizaciones sociales y la ciudadanía, es muy difícil avanzar en la construcción de ciudades habitables, con acceso a servicios básicos y a viviendas dignas, con igualdad de oportunidades, con espacios públicos accesibles y seguros, ciudades que escuchen y atiendan las demandas de sus habitantes.


Las mujeres y disidencias contamos con saberes aprendidos a través de nuestras luchas, pero también con nuestra fortaleza que surge y se acrecenta cuando nos unimos. Por eso creemos que es través de lo colectivo, de la formación y articulación de redes, y recuperando saberes y resistencias, que podemos lograr grandes cambios, para poder habitar ciudades más alegres, amables y amigables para todas y todes.